Muchos padres ya saben, que el desayuno es la comida más importante del día. Pero la realidad es que sólo el 15% de los niños desayunan correctamente.


Muchos padres ya saben, que el desayuno es la comida más importante del día. Pero la realidad es que sólo el 15% de los niños desayunan correctamente.

Esta demostrado, que los niños que no desayunan bien, tienen un peor rendimiento escolar, se cansan más y pierden atención, además de tener mayor probabilidad de sufrir sobrepeso.

Hay niños que todavía salen de casa sin desayunar , y de los que lo hacen, muchos, abusan de la bollería industrial y galletas, pocos consumen zumos y menos aún frutas enteras.

Cuando los padres nos preguntan por un desayuno completo para sus hijos , estos son nuestros consejos:

1. Ha de estar compuesto por lácteos ( leche, yogur, queso fresco…), cereales o pan ( mejor si son integrales) y fruta fresca
( zumos o pieza entera).
2. Para las tostadas se puede variar el acompañamiento: Aceite de oliva, tomate, jamón york o pavo, mermelada, tortilla…
3. Adelantar si es necesario la hora de despertar al niño, para que tenga el tiempo suficiente de desayunar con tranquilidad, sentado en la mesa y sin prisa. 20 o 15 minutos sería lo apropiado.
4. Sería estupendo que fuera un momento en familia, para comenzar el día juntos y como siempre dando el ejemplo necesario, comiendo lo mismo que les ponemos a ellos.
5. En caso de que se tenga esa opción, es importante preparar el tentempié de mitad de mañana, una pieza de fruta o un lácteo sería una saludable opción.
6. Recordemos que el desayuno debe aportar el 35% de la calorías diarias, las mismas que la comida.