El primer paso, antes de iniciar un plan de alimentación saludable, es desterrar las creencias erróneas que tenemos sobre nutrición.
Hace algunos años el Dr. Claudio Mariscal, escribió el libro » 100 errores de la nutrición « , en el que abordaba precisamente esas falsas creencias.

El libro sigue siendo de total actualidad, ya que mucha gente, todavía se deja llevar en la alimentación por conocimientos populares.
Les recordamos algunos de ellos:

1.La carne de cerdo es la más grasa. Se considera grasa porque se asocia al tocino y a los embutidos, pero la carne magra de cerdo tiene entre un 2 y un 4% de grasa.

2. Es mejor el pescado blanco que el azul. La ingesta de pescado del tipo más graso o azul se ha asociado a una menor mortalidad por enfermedades coronarias.

3. El pescado no contiene colesterol. Por definición contiene grasa saturada y colesterol, pero más los crustáceos, moluscos y el pescado azul que el blanco.

4. El huevo eleva los niveles de colesterol. El colesterol sube más al comer tocino, nata, embutidos, queso o bollos que si se toma yema de huevo.

5. La yema de huevo sirve de poco porque sólo tiene colesterol.Tiene ácido linóleico y vitaminas A, D y E.

6.El huevo sienta mal a los enfermos del hígado. Se refiere a los pacientes que padecen trastornos de la vesícula biliar, en especial piedras, no a los enfermos del hígado.

7.Es preferible la margarina a la mantequilla. La mantequilla es un producto más natural que la margarina (que contiene colorantes, sal…).

8. El aceite de oliva refinado es peor que el aceite de oliva virgen. Puede variar el sabor, textura y grado de acidez, pero las sustancias que ejercen una acción beneficiosa en la salud están en ambos.

9. El aceite crudo tiene menos calorías que el frito. La cantidad calórica del aceite es invariable tanto si se toma crudo como cuando se fríe.

10.La fritura ideal es 50% aceite de oliva y 50% de semillas. Lo deseable es utilizar sólo aceite de oliva para freír y el de semillas para usar en crudo