CIRUGÍA ENDOSCÓPICA NASAL FUNCIONAL (C.E.N.S.F.) UNA SOLUCIÓN QUIRÚRGICA EFICAZ Y COMODA PARA LOS PROBLEMAS NASALES CRÓNICOS.

La rinosinusitis vírica aguda (resfriado común) es muy frecuente. Casi todos padecemos entre d 2 y 5 al año. Los niños en edad escolar entre 7 y 10. De ellas algunas se sobreinfectan con bacterias y se covierten en rinosinusitis, cuando esto ocurre existe un empeoramiento de los síntomas del paciente a los cinco días o una persistencia de los síntomas catarrales más de 8 días.

Su incidencia es muy alta, se calcula que presentan sinusitis 1 de cada 10 adultos, siendo la quinta causa de prescripción de antibióticos.

La rinosinusitis es un problema de salud importante que representa una elevada carga económica a la sociedad y repetidos cuadros de síntomas nasales a los pacientes.

Cuando esto ocurre, solo tenemos dos opciones: recurrir al tratamiento médico antibiótico cada vez que el cuadro vuelve a aparecer o el tratamiento con cirugía.

En la actualidad, aunque la cirugía es mínimamente agresiva, generalmente se reserva para los pacientes con rinosinusitis de repetición o persistentes o con complicaciones verdaderamente graves que no hayan respondido al tratamiento médico tradicional.

El concepto de cirugía endoscópica funcional (CENSF), nació en Europa y posteriormente fue exportada a EEUU, Y se basa en la filosofía de la cirugía actual de mínima invasión con un enfoque funcional de la rinosinusitis con la recuperación de la mucosa sinusal enferma, mediante una técnica endoscópica mínimamente agresiva. Con pequeñas maniobras en el interior de las fosas nasales se consiguen muy buenos resultados en el tratamiento de las rinosinusitis subagudas y crónicas. Es el concepto actual de cirugía muy bien tolerada por el paciente, sin apenas molestias postoperatorias, muy pocas complicaciones y tasas de curación muy alta.

En nuestro grupo, comenzamos a desarrollar esta técnica prácticamente desde sus inicios a finales de los años 80. Desde entonces nuestra experiencia no ha hecho sino incrementarse, superando las 3600 intervenciones en estos años.

Paralelamente se ha desarrollado nuestro interés por la docencia y a lo largo de todo este tiempo, dentro de los talleres y cursos quirúrgicos y de disección anatómica que hemos organizado, han pasado más de un centenar de especialistas de ORL de todos los hospitales y regiones de España, y nuestro grupo se asocia en la ORL española al desarrollo y docencia de esta técnica quirúrgica.

Tras el seguimiento de nuestros pacientes a lo largo de todos estos años, un 91% de los pacientes referían una clara mejoría clínica.
Incluso en casos de poliposis nasal muy rebelde este tipo de técnica asegura unos resultados magníficos.

El número de complicaciones es mínimo: apenas un 4% de complicaciones menores, todas resueltas sobre la marcha y menos del 0,2 % de otras complicaciones que requirieron de una nueva intervención y también resueltas.

Incluso en casos recalcitrantes, menos del 5% de los pacientes han necesitado una nueva intervención por recidiva de la enfermedad años después. Esto incluye las poliposis nasales, con o sin asma que son consideradas enfermedades que tienden a reaparecer.