Esta semana nos alarmaba la noticia del informe de la OMS, que relacionaba él consumo de carne procesada con el cáncer.

Desde Clínica Mariscal y con el respaldo de la SEEN (Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición) queremos dar un mensaje de TRANQUILIDAD.

El citado informe, no supone un cambio en las actuales recomendaciones nutricionales de nuestra sociedad.
Hace tiempo que resaltamos la importancia de una alimentación variada y equilibrada, siguiendo la dieta mediterránea, en la que el consumo de carnes procesadas y carne roja sea de 2 a 3 raciones a la semana.

No debemos demonizar un alimento en concreto, cuando además este aporta beneficios nutricionales, por su contenido en proteínas de alto valor biológico, hierro, zinc y vitaminas del complejo B.

Asimismo recordamos que la alimentación e hidratación correcta y la práctica de actividad física, son factores importantes para la prevención de diferentes enfermedades entre las que destacan las cardiovasculares y el cáncer.