Son muchos los estudios que demuestran que hay una relación directa entre la falta de sueño y el sobrepeso. La reducción de horas durmiendo tienen efecto sobre las hormonas que controlan el apetito.


Son muchos los estudios que demuestran que hay una relación directa entre la falta de sueño y el sobrepeso. La reducción de horas durmiendo tienen efecto sobre las hormonas que controlan el apetito.

En personas que duermen menos de 7 horas, se encuentran niveles más bajos de LEPTINA, hormona reductora de apetito y en cambio un incremento GRELINA, la que estimula el apetito. Por lo tanto personas que duermen poco ( 4-6 horas), están asociadas a mayor probabilidad de sobrepeso y aumento de deseo por alimentos calóricos con mayor contenido en carbohidratos.

Además un problema de conducta alimentaria como es el TRASTORNO POR ATRACÓN , suele producirse en el intervalo de la cena a la hora de dormir, en muchos de los casos.

Por lo tanto entendemos que es necesario para una buena salud en general, conseguir una buena HIGIENE DEL SUEÑO, la privación de sueño tiene importantes secuelas tanto a nivel físico como emocional, que limita la calidad de vida de las personas.

Algunos consejos para mejorar el tiempo y la calidad de descanso:

1. Tener horas regulares de acostarse y levantarse. Generar un hábito y rutina.
2. Cenar 2 horas antes de ir a la cama.
3. Evitar el alcohol, ya que le mantendrá en fases poco profundas y reparadoras del sueño.
4. Evite desde la tarde consumir bebidas estimulantes y con cafeína ( Café, té, algunos fármacos dietéticos, chocolate…)
5. Ejercítese al menos 30 minutos al día.
6. Planee un ritual que repita todas las noches antes de dormir que permite mejorar sus niveles de relajación, un baño, escuchar música, leer…..evite dispositivos electrónicos al menos 1 hora antes de ir a dormir ( desconecte el móvil, el ordenador….).
7. Ir a la cama cuando ya decida dormir, leer y otras actividades mejor sentados y en otro espacio diferente al dormitorio.
8. Si no consigue dormir o se despertara a mitad de noche, no quedarse más de 15 minutos dando vueltas ya que le impedirá calmarse para volver a coger el sueño, es preferible levantarse ( ir al baño, beber agua, o sentarse a leer de nuevo,…) y volver a la cama.

Una buena calidad de sueño, es una buena calidad de vida, por lo que no dude en pedir ayuda a un profesional, si considera que su sueño no es reparador.