La mayoría de las personas que tienen un problema de TIROIDES, no están diagnosticadas y de estás, muchas, no siguen el tratamiento adecuado.

La tiroides, es el principal órgano del sistema endocrino y produce una de las hormonas más importantes, para regular el gasto energético, lo que se conoce como METABOLISMO.

Son muchas las causas que pueden provocar una disfunción de la TIROIDES, ya sea por defecto ( HIPOTIROIDISMO), como por exceso ( HIPERTIROIDISMO)

Las primeras señales son diversas y a veces, se confunden con situaciones externas. Ante la aparición de cualquiera de los siguientes síntomas recomendamos que se realice un diagnóstico precoz y que se promueva la adherencia al tratamiento más adecuado.

SÍNTOMAS DE HIPOTIROIDISMO:

• Cansancio y debilidad generalizada.
• Más sensibilidad a la baja temperatura, y percepción de frío constante.
• Dolor muscular y/o articular.
• Estado de ánimo más bajo o distimia.
• Debilidad en cabello y uñas.
• Estreñimiento.
• Aumento de peso, sin causa aparente.

SÍNTOMAS DE HIPERTIROIDISMO:

• Cansancio
• Diarreas y cólicos.
• Bocio ( Tiroides inflamada y visible a simple vista).
• Dificultad para concentrarse.
• Calor excesivo y mayor sudoración.
• Ciclos irregulares en las mujeres.
• Mayor irritabilidad y nerviosismo.
• Insomnio.
• Perdida de peso.