Los últimos estudios realizados por la Fundación Española del Corazón (FEC), demuestran que más de la mitad de las personas de más de 40 años en nuestro país, no consume las dos raciones semanales de pescado azul que recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS). Es esta población la de mayor riesgo cardiovascular, y es precisamente el pescado el que ayuda a disminuir los triglicéridos.

El consumo de pescado debe incluirse en una dieta equilibrada por sus evidentes cualidades beneficiosas para nuestra salud.

• Es una alimento muy nutritivo que contiene proteínas de calidad, ácidos grasos poliinsaturados e importantes vitaminas y minerales
• Es la fuente alimenticia principal de los ácidos grasos omega-3, eicosapentaenoico (EPA) y docosahexaenoico (DHA) tan beneficiosos para el corazón. Se encuentra sobre todo en los pescados azules (caballa, atún, bonito, pez espada, salmón, arenque, boquerones, jurel…)
• Los beneficios no solo incluyen la salud coronaria, si no mejoras a nivel cognitivo y visual en niños y adultos.
• Su consumo está relacionado con menor riesgo de padecer diabetes.

«Que el alimento sea tu mejor medicina y tu mejor medicina sea tu alimento»

Nunca la frase de Hipócrates será tan apropiada con ningún otro alimento como con el pescado.