La estación estival, es un momento perfecto para incrementar, el consumo de fruta y verduras, más aún, si todavía no hemos alcanzado, que estas formen parte de nuestra dieta diaria.

Son muchas las opciones que se nos plantean durante esta época, en forma de ensaladas, zumos, gazpachos…..para disfrutar de la fruta y verdura de temporada, además de ser muy apetecibles por el frescor e hidratación que proporcionan.

Las propiedades además de esta frutas y verduras, son un factor más, para comenzar DESDE HOY, a CONSUMIR SALUD:

MELÓN Y SANDIA: Ricos en agua y fibra, además de hidratarnos , funcionan como laxante y diurético natural, ayuda a eliminar toxinas y a controlar el apetito, gracias a su efecto saciante.

CIRUELAS: Fuenta de fibra y ricas en potasio, que cumple un importante papel, en las funciones del sistema nervioso y de la osmorregulación. Contienen también vitamina C e importantes antioxidantes, que influye positivamente en el sistema inmunológico, además aporta vitamina K, que ayuda a una adecuada coagulación de la sangre y a los procesos metabólicos de los huesos.

PEPINO: Alimento refrescante y con alto contenido en agua. Contiene fisetina, un flavonol con efectos antiinflamatorios, importante en la salud derebral. También contiene gran variedad de vitaminas ( A, B, C y K) y fitonutrientes llamados lignanos, relacionados con la reducción de varios tipos de cáncer.
Además es un alimento ideal, en alimentaciones para bajar peso, por su bajo contenido calórico.

PERA: Excelente para el corazón y para prevenir enfermedades cardiovasculares. Combate los radicales libres, con gran contenido de agua, fibra y potasio. Bajo índice de glicemia, que la hace ideal como tentempié en dietas bajas en colesterol y diabéticos.

Aprovechemos, esta temporada, para disfrutar, sin olvidar la salud.