Comienza el año y, con él también , comienzan los buenos propósitos y además empiezan en un momento,  en el que después de habernos sometido,  a los excesos navideños, suponen metas mucho más exigentes.

Como dato, hoy, primer lunes después de las fiestas, es el día que más gente acude al gimnasio del año, como primer paso para ese reto tan “ambicioso” de perder peso o empezar a cuidarnos.

En CLINICA MARISCAL, no somos partidarios de los cambios drásticos y con objetivos a corto plazo, más bien abogamos por ir paso a paso en un proyecto a largo plazo y que se mantenga en el tiempo.

Es importante perder peso, pero aún lo es más comenzar con un estilo de vida saludable, que nos evite volver a aumentarlo.

Para ello siempre explicamos a nuestros amigos y pacientes, que los cambios en la alimentación, deben ser cuantitativos no cualitativos, huimos de los alimentos prohibidos, para entender que una alimentación equilibrada incluye todo tipo de alimentos, siempre que se coman en las cantidades y frecuencias apropiadas.

El incremento de actividad física, como parte indiscutible, de mantener la salud, no supone grandes esfuerzos, a veces es tan fácil, como caminar más tiempo y más a menudo, o evitar demasiadas conductas sedentarias.

No siempre es fácil, por eso se debe reconocer que a veces se necesita ayuda y las instrucciones apropiadas y avaladas médicamente para conseguirlo.
Cada persona es única y tiene sus propias necesidades y condicionantes. Estamos encantados de poderles ayudar de la manera personalizada y única con la que lo llevamos haciendo desde hace más de 40 años.